El ciervo ratón de Vietnam no se había extinguido

La cordillera Annamita de Vietnam figura entre las regiones con mayor diversidad ecológica del mundo. Allí, concretamente en la ciudad vietnamita Nha Trang, se descubrió en 1910 una especie de ciervo ratón, un animal parecido a un ciervo, pero con el tamaño de un conejo, llamado Chevrotain (Tragulus versicolor).

Sin embargo, los investigadores temían que esta especie se hubiera extinguido, ya que no lo habían vuelto a ver –al menos con avistamientos científicamente validados– desde 1990. El último que pudieron observar fue asesinado por cazadores ese año.

Casi tres décadas más tarde, un equipo liderado por asociación Global Wildlife Conservation de Austin (Texas) ha conseguido fotografiar varios ciervos ratón vivos en las selvas de Vietnam, lo que significa que no había desaparecido realmente, según un estudio publicado en Nature Ecology & Evolution.

4711_el-ciervo-raton-de-vietnam-no-se-habia-extinguido_image_380

“En realidad, no creíamos que la especie estuviera extinta, pero tampoco descartábamos esta posibilidad, teniendo en cuenta la cantidad de trampas que utilizan en la zona para cazar. Es decir, teníamos tan poca información sobre la especie que no sabíamos si estaba por ahí o no”, explica a Sinc Andrew Tilker, líder de la investigación.

Cuando los científicos se pusieron a buscar ejemplares, llevaron a cabo entrevistas con la población local en tres provincias vietnamitas, con el objetivo de identificar si estos habían visto a un animal que coincidiese con la descripción del Chevrotain.

Además, utilizaron las declaraciones de estas personas para colocar de manera estratégica más de treinta cámaras de fotos en una selva boscosa cercana a estas provincias.

“La regularidad de los avistamientos por parte de la gente que vivía cerca de la zona variaba mucho dependiendo de las personas y de la frecuencia con la que entraban en el bosque. Algunos afirmaban que los veían regularmente”, indica Tilker.

Los habitantes de la zona entrevistados reiteraron que nunca habían pensado que esta especie hubiese desaparecido de la región.

Tras seis meses, los autores lograron tomar más de 200 fotografías del ciervo ratón aunque se desconoce el número de individuos distintos que habrá en el área.

Los autores consideran que deben hacerse encuestas más exhaustivas con la gente cercana al lugar del hallazgo para determinar el tamaño de la población de estos animales. Además, también buscarán un compromiso con los habitantes para preservar la especie.

“Ahora podemos empezar a desarrollar un plan de conservación para asegurar su protección”, concluye el investigador.

Fuente: SINC