Informes y valoraciones

Algunas de las principales valoraciones:
Hotel Fontecruz Sevilla / Hotel y centro comercial en Aljaraque / Promociones de VPO
Colaboración con TASACIONES ANDALUZAS S.A

 

Las valoraciones inmobiliarias constituyen una información imprescindible en la toma de decisiones estratégicas de las empresas y/o personas.

Necesidades, tanto externas como internas, exigen la realización de valoraciones objetivas que ayuden en la elección de las medidas correctas respecto de los bienes inmuebles.

La finalidad y el tipo de inmueble condicionan el método y las técnicas de valoración a seguir, siempre bajo la normativa en vigor:

Orden ECO/805/2003, de 27 de marzo, sobre normas de valoración de bienes inmuebles y de determinados derechos para ciertos fines financieros. Normativa de aplicación obligatoria en España para algunas finalidades.

DCERCA valora todo tipo de inmuebles, utilizando en cada caso el método idóneo según la naturaleza del mismo, su estado y su uso, tales como viviendas, promociones inmobiliarias, hoteles, locales, inmuebles ligados a explotación económica (ILEE´S), fincas rústicas,…

La finalidad de las valoraciones pueden responder a la finalidad prevista en la orden ECO, o bien a otras finalidades tales como:

Valoraciones con finalidad judicial
Son informes de valoración o peritajes solicitados por una de las partes para su presentación en juicio.

Asesoramiento en caso de compraventas o alquileres
Facilitando la decisión sobre un contrato de compraventa o alquiler de un bien inmueble.

Reparto de herencias
Una valoración de los bienes inmuebles integrantes de la herencia, facilita los acuerdos de partición hereditaria entre herederos y legatarios.

Como información para los estados financieros, valoración de activos con finalidad contable.

Asesoramiento en decisiones de compra, en base a posibles alternativas y expectativas de revalorización futura.

Fijar precios de referencia ante una posible venta, estimando el mayor y mejor uso de cada inmueble.

Estimar la evolución de los valores de una cartera inmobiliaria, atendiendo, tanto a circunstancias de mercado como a los posibles cambios operados en los inmuebles (urbanísticos, físicos, etc.).